"Abrazo y llevo en Mi Voz ..Mi Tiempo, Mi Tierra y Mi Gente".
( Con la certeza que SOMOS un trocito de Universo).

"Entrevistas a Cubanos por el Mundo"

jueves, 7 de julio de 2016

Un Debate sin “Todos”

Por/ Vivian Velazquez.

El debate de los documentos programáticos emanados del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba es noticia en el país. Los medios públicos de Comunicación reflejan algunas aristas de lo que acontece en círculos de artistas y escritores, centros laborales, Universidades, Instituciones estatales, asociaciones, núcleos de militantes del Partido Comunista y de la membresía de la Unión de Jóvenes Comunistas en las diferentes provincias del territorio.

La Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano y el Plan Nacional de Desarrollo Social hasta 2030: Propuestas de la Nación, Ejes y Sectores Estratégicos son objetos de análisis, refrendamiento y nuevas propuestas por parte de más de 4 Millones de cubanos y cubanos.

Los periodistas enfatizan en el derecho público a la información, y que los Medios públicos de Comunicación deben continuar siendo de propiedad social, aunque incluyan nuevas formas como la cooperativa u organizacional. Representantes religiosos llamaron a sustituir el término Prospero en la definición de nuestro Socialismo, por tener connotación individual. También al énfasis en el cultivo de Valores Morales y Cívicos.


Obreros de una fábrica a que el salario debe corresponderse con la productividad  para constituir estímulo al trabajo. Se sostiene que los documentos tienen que ser más explícitos en la atención y prioridad de los segmentos vulnerables de nuestra población, a tenor del reconocimiento de las diferencias sociales que se han ido creando en el país.

Como se observa hay conocimiento, deseos y satisfacción de aportar en la construcción de nuestra sociedad por parte de aquellos y aquellas que han tenido acceso a los documentos. Las propuestas incluyen desde la experiencia personal, la disección critica de nuestra compleja realidad hasta las definiciones más avanzadas de teoría social.

Con decisiones como esta, nuestro partido único, aspiración y obra de Martí y Fidel, consolida su vocación de masas. De la vanguardia al pueblo en retroalimentación constante, validando la máxima “Con Todos y para el bien de Todos”, nuestro Sino para todos los tiempos.

Es llamativo entonces, que la convocatoria sea parcial. Solo al 36,97% de la población mayor de 17 años.
  
Como todo proceso social, aun sin quererlo, tiene connotación de Género y Generacional. Veamos, un millón y medio de cubanas en edad laboral (17 - a 59 años) no tiene ningún vínculo de estudio ni trabajo. Son amas de casa. No tendrían entonces como participar, como hacer escuchar su voz en este momento decisivo. Al 2014, la proporción de Adultos Mayores en el país es del 19,0 %, más de 2 Millones.Dentro de ellos se incluye la primera generación relevo, de las y los iluminados que definieron esta Revolución Socialista de América, quienes tampoco tienen espacio para aportar sus ideas.

Se explicó en un editorial del Periódico Granma, órgano oficial del PCC, que aunque se había analizado que esta estructura adoptada no alcanzaba la mayoría de la población cubana, se estimaba que contaría con “un buen baño de masas”, por extensión del término, de legitimación.

Debo discrepar. En este periodo crucial de nuestra historia tanto el contenido, como la forma, van a definir nuestros derroteros mediatos y futuros.

 Está muy fresco en la memoria el Referéndum Aprobatorio que constituyo el análisis de los Lineamientos para la Política Económica de Cuba. Aquel postureo de Palmas Reales que fueron las asambleas abiertas en el seno de cada CDR. ¡Eso es Participación! En nuestro país no existe otra forma de organización más incluyente. Allí estamos todos: niños y niñas que al calor de la presencia y los coloquios de vecinos aprehenden el método, los rebeldes adolescentes que se creen con el derecho de todo y pudieran respirar historia local y filosofía de carne y hueso, estamos los adultos que cavilamos en las noches sobre este nuevo rumbo y sus consecuencias. Allí, nosotras las féminas, a medio camino del mañana cargando el lastre patriarcal pero empujando. También, las generaciones mayores de 60 años compartiendo sus historias y experiencias.

Los Comité de Defensa de la Revolución (CDR)  son un tipo particular de organización de masas. Surgida con directiva centralizada pero que en la praxis ha tenido una vocación comunitaria y vecinal sin emulo en el mundo. Allí está el pueblo llano que sostiene la Revolución Cubana y nuestra construcción particular de socialismo. Allí el 84 % de cubanas y cubanos genero la solidaridad social suficiente para junto a la ayuda del Estado compartir los exiguos recursos y sobrevivir el crack económico de los 90 del pasado siglo XX. Es el espacio en que comparten lazos íntimos y vecinales las clases obreras, los y las intelectuales, la dirigencia, los y las artistas, el incipiente sector privado. Allí se entreteje cada día el Pacto Social de Gobernabilidad.

 ¿Cómo se toma una decisión de este tipo y de este alcance? Definir el hoy y el camino para el mañana, no es suficientemente importante, para que todos estemos convocados? Allí debe quedar saldada la deuda del Socialismo construido hasta aquí, con la individualidad. Definida la protección a los sectores vulnerables de nuestra sociedad, que sin lugar a dudas se irá incrementando a nuestro pesar por lo menos en esta etapa. Necesidad de Legislación que garantice paridad de Género en los cargos de dirección a todos los niveles de la institucionalidad y de gobierno y otras importantes cuestiones.

Subestimar la clara inteligencia natural de nuestro pueblo y su capacidad desarrollada en más de 50 años de Revolución es solo prejuicio de cierta capa de instruidos-intelectuales dirigente y su burocracia. Imaginar que los casi    2 millones de no ocupados laboralmente y las amas de casa, y Adultos Mayores no pueden comprender términos filosóficos y que no podrían aportar soluciones, ángulos de la verdad, vivencias no contabilizadas en %, emociones, es arrastrar al hoy y quizás al mañana errores ya nombrados, aunque evidentemente no exorcizados.

En resumen, el 37,50% de los mayores de 17 años cubanos y cubanas estarán excluidos del debate. Una exclusión que afecta sobre todo el componente femenino de nuestra sociedad al constituir el de menor incorporación al trabajo actualmente y a Adultos Mayores.

Aún estamos a tiempo de enmendar este disloque. Todos y Todas queremos y debemos, en Democracia Participativa, ser actores de nuestra vida individual y social. Ser testigos militantes de la Patria Bonita.