"Abrazo y llevo en Mi Voz ..Mi Tiempo, Mi Tierra y Mi Gente".
( Con la certeza que SOMOS un trocito de Universo).

"Entrevistas a Cubanos por el Mundo"

martes, 7 de febrero de 2017

Donald Trump desde una esquina Cubana

por/ Vivian Velazquez

El triunfo electoral primero, y la reciente asunción de Gobierno en EEUU por Donald Trump, se nos presentan como el apocalipsis mundial. Cadena tras cadena televisiva internacional y hasta la admirada Telesur agoran la debacle. Y yo desde mi acera caribeña hago mis cálculos.

Amigos y amigas no se extrañen. Las y los cubanos analizamos la política como si fuera un juego de pelota o un sabroso ajiaco criollo. La receta tiene un entrante de suspicacia mestiza de la historia. El plato fuerte se sustenta en nuestra cultivada conciencia crítica, producto de 57 años de forcejeo con el Imperio moderno. El refuerzo? Alguna que otra lectura. Y para dar bouquet final, algo de picardía ciudadana.

Confieso que de los dos candidatos, me inclinaba ..Por ninguno. Prefería a Bernie Sanders .La jugada estaba apretada. Una guerrerista y un xenófobo. Lamentaba, que el pueblo estadounidense secuestrado entre la maquinaria cultural enajenante y el miedo cultivado, no tenga sendas claras de emancipación.

Obligada, sin embargo, me decanto por el magnate inmobiliario. ¡Calma!, ¡Calma, amigos míos!. No creerán todo lo que he extrañado una buena “Reflexión de Fidel”. Eran como mi piedra de toque. En ellas me evaluaba a mí misma. Como imaginaran muchas veces me asía a su visión para ganar en profundidad e incluso en soluciones. Otear el futuro siempre es muy difícil. Él era un maestro. En mucho me siento huérfana. Más hay que remangarse. Su enseñanza? Dar argumentos.


Trump es un hombre de negocios. Negocios que al parecer, al parecer, están lejos de la industria de la guerra. Para una Latinoamericanista, que EEUU se quede quieto en sus fronteras y deje de perseguir petróleo y terroristas en cualquier “oscuro rincón del planeta”, ya sería una estupenda noticia. Creo que el Medio Oriente respiraría tranquilo y sus pueblos podrían restaurar sus infraestructuras y la vida cotidiana.

Las escaramuzas y zancadillas que el saliente gobierno de Obama le ha tendido, sobre todo en lo relacionado con Rusia, lo pilla hasta un colegial.
Expulsión de Diplomáticos. Otra vuelta de tuerca a las sanciones. Emplazamiento de tropas en el arco de la frontera europea del tradicional adversario. Pero Putin, se ha sacudido elegantemente. Y Trump ,es sabido, apuesta por mejores relaciones. La distensión en las relaciones internacionales es ganancia para todos.


Se nos presenta como un Nacionalista, de Derecha, pero Nacionalista. La revolución cubana es un proyecto nacionalista. Aquí decimos..Lo mío primero. Y nadie puede acusarnos de poco Solidarios. Hasta en Telesur el uso de esta denominación ha sido con recelo, no tanto porque Trump vaya a cumplirlo o no, sino por el termino mismo. La Globalización es un fenómeno ya establecido y nadie, en su sano juicio, puede negarlo o esquivarlo. La potencia Imperial de la modernidad tiene independencia, soberanía y quiere soslayar el derrumbe, a la romana, volviendo los ojos hacia el interior de sus fronteras.

La cuestión económica es su corazón. Con su visión conquisto, incluso a los anglosajones del norte minero, hoy desempleados. Si logra el regreso de las trasnacionales a suelo estadounidense, generaría empleos fijos y producción nacional. Aumentarían las exportaciones, renglón muy deprimido. Pagaría, parte de su deuda externa, con los aranceles a toda inversión extranjera.

 Disminuyen las ganancias de las empresas chinas. Ganan, como siempre, los empresarios del patio, como Trump. Los trabajadores? En este escenario tendrían mejoras, insuficientes claro está. 

Terrenos Cenagosos..

El Proteccionismo a ultranza. Con muros fronterizos incluidos.< Una modosa doncella refugiada en su hogar>. Y el resto del mundo de cabeza. Un corretaje por reorganizar los lazos comerciales. Algunos expertos auguran la muerte del neoliberalismo.

Si realmente deshace los Tratados de libre comercio con Canadá, México y  Sudamérica provocaría, en un inicio, la pérdida de empleos y desabastecimiento en esos países. Por otro lado, obligaría a desarrollar las industrias locales y el desarrollo a partir de fuerzas y recursos propios. A largo plazo, es beneficioso, si los gobiernos nacionales aplican políticas justas e inclusivas. Podrían reforzar las alianzas regionales.

Atrincherarse con muros, parece excesivo a tenor con los nuevos paradigmas, que lentamente se van abriendo paso: el derecho de un Ciudadano Universal a tener movilidad segura a través de las fronteras. Aunque digamos, no es lo mismo el muro sionista israelí en las tierras de los palestinos. El primero remarca sus límites nacionales, los últimos invaden territorio ajeno y con fuerza desmedida.

La mayoría de las protestas que se producen en las calles del EE UU y el mundo son válidas. Le recuerdan a Trump las carencias acumuladas de la sociedad estadounidense. Y la disposición de las mujeres, los migrantes, los afrodescendientes en continuar la lucha por sus derechos.

Su visión estrecha sobre el Medio Ambiente y su no reconocimiento del Cambio Climático, asentado en uno de los mayores productores de Gases de efecto Invernadero, genera un estancamiento en el cumplimiento de los Protocolos de Paris y Kioto, y prolonga el sufrimiento de la madre Tierra.

Ni hablar del Destino Manifiesto de la nación estadounidense. Todo su establishment lo blande como espada. En su nombre, el resto de la humanidad somos herejes. Aquí, ojala el nacionalismo de Trump nos libre de ver hogueras alrededor del mundo. Ojala, tampoco en su propio territorio, contra todo aquel que no sea blanco legítimo y de ojos claros.

Mi Cubita Bella..

Bueno, se fue Obama. Tanto que pudo hacer y tampoco trigo cosechado. El presidente de la desilusión internacional. Ni siquiera por la distensión actual con Cuba, merecería el Premio Mundial de la Paz recibido.

En aras de la convivencia pacífica y la buena vecindad, como debe ser, vamos los y las cubanas tejiendo las relaciones con el pérfido vecino. Con paso elegante y nervioso como gato en tejado caliente. Más de un siglo  enfrentando la apetencia del imperio por nuestra tierra. Intentos de anexión, 2 intervenciones armadas, agresiones encubiertas y una invasión mercenaria en pleno siglo XX.

No esperamos nada de Trump. La confrontación cultural y de pensamiento es el nuevo escenario. Para todos los y las patriotas criollos el método es claro. Definido y extendido como legado histórico por Fidel. El concepto Revolución se establece como camino y obra.

Muchos no acaban de entender por qué Democracia para este pueblo tiene otros tintes y aromas. Acendrados en nuestra historia aspiramos a nuevos y más altos horizontes de justicia social, bienestar económico social y una mejor imbricación de los proyectos individuales con el bien colectivo, de manera que el sentido de pertenencia e ilusión empinen a los jóvenes y cada segmento de nuestra sociedad.


En lo económico, lo ideal, seria dos paises cercanos con lazos comerciales beneficiosos. En la realidad, el bloqueo economico,comercial y financiero contra Cuba esta intacto.No creemos que la nueva administracion de EEUU avance mas. Una lastima. Somos pragmáticos. Con nuestros propios esfuerzos, y el acompañamiento internacional, seguiremos el camino elegido de corazon.